Broma cuando intenta entrar al auto







Por lo general estamos acostumbrados a ver bromas o cámaras ocultas donde las personas terminan con golpes o con dolores y eso nos genera gracia y nos hace reír. Pues bien, ese no es el caso específico de esta broma que le realizan a un hombre cuando intenta entrar al auto ya que unos niños llenan todo el coche con azúcar para que cuando el hombre abra la puerta le caiga todo encima. Es bastante graciosa la broma más allá de que no se golpeó ni nada.



Comentarios cerrados.