Cama de agua







Una broma muy conocida y muy vista en internet es aquella en la cual los clientes de una tienda se llevan una “húmeda” sorpresa al querer probar una cama de agua, quienes antes de optar por adquirirla deciden que primero necesitan sentir si es lo suficientemente relajante como para pagar lo que vale.
En éste caso los
bromistas de la tienda prepararon una trampa, la cual aparenta ser una cama de agua, pero en realidad es una piscina cubierta con frazadas y sabanas que aparentan y esconden la verdadera realidad.

Disfruta viendo como muchas personas terminan cayendo en la trampa, y ríete con su reacción.



Comentarios cerrados.